ALASTOR – Vidas Rotas, 2012

Enlaces: MySpace Facebook

Interesante punto de partida la primera maqueta de este joven grupo procedente de Pradejón, pueblo de La Rioja de poco más de 4000 habitantes, que sirve al grupo para reflejar sus múltiples influencias, que van desde el heavy metal clásico hasta el heavy rock callejero tanteando matices de otros estilos.

De hecho, en su hoja promocional se nombran formaciones, de las que interpretan versiones, como JUDAS PRIEST o BARON ROJO, influencias palpables en cortes como Inocencia Perdida, con un buen trabajo a las guitarras en los riffs y solos, o BARRICADA, influencia ésta que impregna de olor a calle y barrio la música de ALASTOR. Ejemplo de esto puede ser Trampas de Poder, donde ese rock sucio e insolente de unos TRIBU ochenteros se mezcla con la parte más metal de la apuesta de los riojanos, similar a la de unos CENTINELA, básicamente en las líneas vocales. A destacar el trabajo vocal de Chucho, agudo y agresivo, que imprime (aún más) un plus de carácter 80’s al producto final.

Muestra de esta convivencia entre el heavy y el rock, siempre pasado por el tamiz de la década gloriosa, es Cristalhero, un verdadero himno con un estribillo muy directo, o el impulsivo Fuego de Rock, que nos retrotrae a tiempos pasados.

Quizás unos tiempos aquellos en los que empezábamos, muchos de nosotros, en este rollo. Supongo que es lo que les ocurre con Vidas Rotas a estos jóvenes músicos riojanos. Si bien el disco da el nivel, hay demasiadas influencias dispersas, como las de unos PLATERO (a muy baja escala) o LUNA NEGRA en partes de 40 Grados, o de GUNS N ROSES (o HARD-WIRES si atendemos el producto nacional) en la hardrockera Rock Star, con un inicio muy CINDERELLA.

No obstante, no nos engañemos. Básicamente ALASTOR es heavy metal (ejemplo de ello es el tema que da título al cd), heavy rock que bebe principalmente de los 80’s, pero sí que añade elementos o influencias de grupos ajenos a estos estilos que, en mi opinión, no enriquecen el resultado final, sino que lo hacen más disperso.

Esto motiva que Vidas Rotas sea finalmente un buen trabajo, ameno y agradable a la escucha, pero en cierta forma algo inconexo. Algo, por otra parte, muy normal en primeras demos de grupos jóvenes. Buena primera piedra en el camino, a cincelar o pulir en futuros trabajos.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS