AGRESIVA – Eternal Foe, 2012

Enlaces: MySpace Youtube

Los madrileños AGRESIVA por fin debutan con su primer largo, tras la demo editada en 2010, Sent to War, que ya sentaba las bases de lo que ha sido, es y supongo será AGRESIVA. Porque AGRESIVA responde al prototipo de bandas que se mantienen fieles a sus orígenes y, aunque puedan evolucionar, no revolucionan ni alteran sus principios básicos. Al fin y al cabo, un ejemplo de todo lo que digo es este Eternal Foe, en el que el grupo vuelve a combinar con acierto el heavy metal, thrash y power USA, con la voz ya característica de su cantante  Samuel, signo de identidad de la banda junto a esos riffs propios del thrash metal y solos de guitarra más del heavy clásico.

Atrás (hace bien poco) queda la salida del grupo del miembro fundador Eduardo Chamón, y por delante esperamos la actuación de la banda en el Pounding Metal en mayo, y en la sala Ritmo & Compás junto a EVILE este mes de abril. Carne de cañón de festivales como el primero, AGRESIVA no esconde esa autenticidad a veces proclamada tan explícitamente en otras formaciones. Esa legitimidad es, en este caso, espontánea y natural. Desde influencias OVERKILL / VICIOUS RUMORS hasta MEGADETH / ANTHRAX, pasando por solos de guitarra que recuerdan el heavy de los Metal Gods JUDAS PRIEST, el grupo nos invita a la escucha de un disco con ocho cortes más una intro, que se hace –como no podía ser de otra forma-  corto.

A la vieja usanza, vaya. Como lo es también el haber probado antes suerte con la demo de hace dos años, como se hacía antaño. Y es que AGRESIVA recupera dos de estos antiguos temas para la ocasión, convenientemente regrabados, esta vez en los estudios Traste Cero, con mucho mejor sonido, y con la mezcla y edición a cargo de Dan Díez en los Sonolab. Algo que contrasta con los medios con los que contó el grupo en la maqueta, totalmente autoproducida, grabada y mezclada por ellos mismos.

En esta ocasión el resultado es excelente, porque justamente así debe sonar AGRESIVA. Con ese regusto 80’s y totalmente alejado de las producciones recargadas tan propias de los tiempos que corren. De esta forma, podemos disfrutar de canciones como Hell Town y Eternal Foe, con influencias innegables del grupo de Dave Mustaine, incluso ANTHRAX, o de los cortes regrabados de la demo (The End of the Game y Sent to War), con peso de bandas como los primeros METALLICA u, otra vez, los de Scott Ian y Joey Belladona.

Sin embargo, hay espacio para el heavy metal más clásico y acelerado con The Glorious Revolution e If, y para disfrutar del corte más original y brillante del disco: Pale Horse (Red D’Éath).

100% recomendado para oídos old school y, lo que está en boga llamar, “trues”. Para ese tipo de público está diseñado un disco que se puede conseguir a través de METAL CRUSADERS y que, haciendo caso a su título, es enemigo eterno de la contemporaneidad e innovación… Entusiasta, eso sí, de las bases que una vez hicieron grande nuestro rollo.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS