AGATHOS (ESP) – Nihil est, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Novedades musicales tenemos prácticamente cada día. Bandas emergentes, nuevos lanzamientos… Y, si quisiéramos y el día a día nos lo permitiese, podríamos estar escuchando música sin cesar hasta el punto de saturarnos. Pero al final siempre vamos a quedarnos con aquello que tenga la capacidad de llamar nuestra atención casi a la primera escucha y que nos ponga los vellos de punta.

Aquí os presento un buen ejemplo de ello: AGATHOS, que comienza su carrera con un EP autoproducido de cinco temas al que han llamado Nihil est.

Militantes ya en otras bandas, algunas con un recorrido importante detrás como son NOCTEM[IN MUTE]WHOREDOMEWRATH WITHINAETHYR y PESTKRAFT –aunque de estos últimos ya no cuentan con Ed (bajista), que ha dejado recientemente AGATHOS– los valencianos nos traen un black clásico, pero cargado de atmósferas y melodías tremolopickianas.

Inicialmente nos van a recordar mucho a los polacos MGLA por el tipo de ambientación pesimista y oscura, el tempo y la forma de Siles de introducir las líneas vocales. Pero también podrían entrar dentro de la corriente de combos como los americanos VOID OMNIAWINTERFYLLETH sin los elementos folk, a los melódicos UADA e incluso a los De doden hebben het goed de WIEGEDOOD.

Carreras de riffs disonantes acompañados de exquisitos juegos de platos y algún pasaje acústico, todo bañado de un sonido más que equilibrado. Y con el plus de, tal y como podríamos decir de esas otras bandas, la calidad musical y compositiva de AGATHOS, junto con la capacidad de trasmitirnos ese concepto nihilista del que hablan en sus letras: rabia, redención, soledad, obediencia ciega, el vacío en nuestra existencia… Recogiendo todo ello en un sentimiento que se te agarrará a la piel con cada nota.

El black metal está claramente en auge y hay bandas y copias para ponerte y aburrirte durante tres vidas, pero aquí delante tienes un trabajo cuyos casi treinta minutos de duración no tienen desperdicio alguno. Prueba a escuchar “Nihil“, single presentación que tienen en formato drum playthrough; o  “Thanathos“, un acertadísimo final del disco cuyo acompañamiento de bajo te hará balancearte adentrándote en su círculo sombrío. Sin embargo también os diría que “Void“, “Revelations” e incluso “Pale” porque, aunque mi intención no es listaros el track list sino daros una referencia, me temo que encontraréis difícil el hecho elegir entre sus cinco temas.

Dicen por ahí las malas (¿o buenas?) lenguas que son los MGLA españoles. Se entienda como se entienda, yo sólo digo que acaban de empezar, que nos han dejado un enorme trabajo sobre la mesa y que apostaría a que van a tener una evolución musical tremenda. El tiempo dirá.

Comparte:

COMENTARIOS