AFFLICTIVE EMASCULATION – OSVII: Esse Deum, 2013

Enlaces: Facebook Reverbnation

Parece mentirafflictiveemasculation01a, pero como quién no quiere la cosa el Slam Death Metal está ganando cada vez más peso en el panorama Underground. Lejos quedan aquellos tiempos a finales de los 90 cuando DEVOURMENT (los creadores del género, dicen. Yo no me lo creo, pero si son los principales impulsores, y los más «populares») sorprendieron a propios y extraños con «Molesting The Decapitated».

Podríamos hacer un largo debate sobre qué demo fue la primera de este estilo, porque tenía el Riff de esta manera y estuvo compuesto 9 meses antes que el riff de esta otra demo de la otra banda. Pero a día de hoy, no es difícil encontrar bandas de Slam en cualquier país del mundo, sobre todo en Rusia, que parece que es donde más ha triunfado y salen 15.000 bandas de estas de «gorrineo»  a cada nombre más absurdo y que inundan los Bit Trackers junto con otras millonésimas de álbumes, videos de narcos mexicanos decapitando a machetazos a chicas secuestradas y vídeos porno que reúnen fantásticos conceptos como el bestialismo con caballos o necrofilia, a cada cual más vomitivo. 

Dejando a un lado la dudosa moral de ciertos rincones de la red mundial, quería reflejar que es un estilo que entre las sombras está subiendo como la espuma. Y como no, no podía faltar polémica para ello. A algunos les parece una mierda aburrida, sin miramientos. A mi no, aunque sea un estilo (vamos a reconocerlo) monótono y que acaba saturando. Pero tiene un algo que hace que sea muy atractivo. Tal vez porque es bestialidad sin mucha complicación, una tormenta sonora implacable… En cualquier caso AFFLICTIVE EMASCULATION se ocupan de ser una apisonadora. Guitarras afinadas lo más grave posible, un bajo que suena como si cada una de las cuerdas estuviese siendo preparada para estrangular a alguien, el ritmo lo marcan los bombos de la batería y la voz es cavernosa a más no poder, completamente ininteligible. Y precisamente, aunque el titulo del disco y las letras están en latín, como comprenderéis, da absolutamente igual, como si dicen que «cantan» en esperanto. No obstante desarrollar tus historias en esa lengua le da un toque de diferenciación que se agradece, implica de por si un esfuerzo adicional.

Otro elemento clave para hacer Slamming y que no sea un coñazo insufrible, es la producción, mejorada por cierto con respecto a «Obscure Slam Vomition». Imprescindible para dar la sensación que van a destrozarnos las piernas con un rodillo industrial y que se nos echa el mundo encima, tan importante como en el Black Metal para dar esa impresión de frialdad. Y por supuesto, la duración. Solo media hora de avalancha sonora, el suficiente para no aburrirnos y hacer una obra conexa, cerrada y que de principio a fin nos asalten los golpes y cuando se haga el silencio nos preguntemos qué ha sido ese tornado.

Si a alguien le ha extrañado que realmente no haya comentado aún un solo tema, responde a una razón muy sencilla, desde el primer tema Intolerantia Ad Poenitentiam, Secundo Capitulo: Perpetuum Mobile (vaya título), hasta Non Metuit Mortem todos suenan igual, algo intencionado en este caso, porque más que siete temas, es como si tuviésemos un único tema de media hora. 

Eso si, quién odie el Slam, seguirá odiándolo con este álbum, porque tiene todos los elementos del género, y a quién le guste, aquí tiene material para quedarse sordo un buen rato. ¿Qué le falta? Siendo sinceros, es un buen disco, pero no llega a los niveles de los antes mencionados DEVOURMENT o ABOMINABLE PUTRIDITY, que son relativamente «reconocibles» cuando ponemos la oreja. Los vascos aún tienen que buscar un punto de diferenciación en este subgénero de subgénero de subgénero, que aunque parezca mentira, mucha vida surge de el. De momento ha sido un pequeño paso hacia delante, y sin nada que envidiar a la competencia.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS