AETERNAM (CAN) – Ruins of empires, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

¿Qué pasa cuando juntas talento, buen gusto e influencias musicales variadas? Pues efectivamente, un bombazo de disco, que es lo que se han sacado de la chistera los canadienses AETERNAM. Formada en Québec en 2007 y con dos largas duraciones más contando este Ruins of empires, confirman que se les da bien moverse por donde se mueven y asientan un poco más su sonido.

Ya con sus dos anteriores trabajos me convencieron, situándose dentro del mi top diez de bandas del rollo. Pues bien; pasados ya los diez años desde aquel Disciples of the unseen, aquí me encuentro disfrutando y analizando esta joyita.
La facilidad con la que estos chicos forman ambientes y crean paisajes en la imaginación es digna de ser mencionada ya que, aunque es lógico que una banda sinfónica transmita cosas parecidas las que nos pueda transmitir una banda sonora de película, no todas lo consiguen.

AETERNAM va un pasito más allá, jugando con escalas y melodías medio orientales al más puro estilo MELECHESH, pero combinado con su particular death metal.  Y digo particular porque independientemente de lo sinfónico y lo oriental, el death que practican no es un death metal al uso, sonando a veces convencional o a uno un poco más moderno, combinando además con pinceladas de otros géneros como el power metal o el black metal (buena prueba de este último es el ‘riffaco’ con el que rasgan la estructura en “Sun shield”). Amén de todo esto, el juego de voces que se traen entre manos estos cuatro musicazos es una maravilla; la mezcla de limpias de los distintos miembros, los coros y las voces guturales está llevada a cabo con mucho gusto, apoyando las limpias cuando es necesario a los fondos de teclados, sonando en esos momentos muy en la onda de los tunecinos MYRATH, aunque más agresivos que estos.

Una producción cuidadísima pone la guinda al pastel, como no podía ser de otra manera, ya que un disco de estas características con una producción mediocre tiene altas probabilidades de comerse una mierda. Si tuviera que destacar algo en este trabajo sería el equilibrio entre lo sinfónico, las melodías medio orientales y la caña, ya que sin duda son el triskelion de la fórmula tan efectiva que, a pesar de no haber inventado ellos, han sabido moldear a su manera, sonando cien por cien AETERNAM.

 

Comparte:

COMENTARIOS