AERIAL BLACKED – Breaking stones, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter Reverbnation BandCamp

aerialblacked04¡Y el Ser Supremo iluminó por fin mi camino! Jodidamente genial la propuesta que se ha marcado AERIAL BLACKED, banda que practica una especie de rock duro con tintes grooves pero a la que también gusta de incluir algún toque más convencional como el hard e incluso el progresivo, consiguiendo un sonido propio. Parte de culpa, entre otros factores, de esa impronta propia, la tiene su vocalista Héctor, que juega impresionantemente bien con la modulación de su voz, haciendo que se amolde a cada preciso momento, según lo requiera el tema.

La banda nace a principios del 2010, con el nombre de AERIAL BLACKED UNITED. Tras casi dos años de continuos cambios la formación queda con Héctor a la voz, Enric a la guitarra, Jordi al bajo y Gustavo a la batería. Con esta formación, que es la actual, grabaron en el año 2013, un primer EP que consiguió casi 9.000 visitas del videoclip que apoyaba la grabación, “Fucking machine”, en el que ya daban muestras de un pegada brutal y que les sirvió para, de nuevo, entrar en los estudios para grabar éste, su primera larga duración, Breaking stones, el cual ha sido producido por Carlos Geremías, quien ya ha trabajado para bandas como ROCKZILLA o KTULU.

El álbum comienza con una cuenta atrás que abre las puertas a “The radar” un tema salvaje, veloz y sucio con un Héctor que camina entre la agresividad y la tranquilidad a necesidad del tempo del tema.  Sigue «Kenyon«, tema muy groove, donde la presencia de las características del estilo como el constante jugueteo con los armónicos.  .

Tras un veloz y sucio «The edge of death«, llega «Remains in rem«, donde la banda presenta sus credenciales para ser tomada como una banda a seguir. El groove se hace más presente, los ritmos son pesados y lentos pero contundentes. El tema va evolucionando con una batería espectacular, una voz de lujo y unas guitarras que en partes llegan a recordad esos bucólicos descansos progresivos que tanto exprime OPETH.

«The walking dead» un tema con mucho matiz thrash que con su inicio instrumental nos va transportando poco a poco a un entorno intenso y desgarrador, para bajar dicha intensidad con “Interlude”. Pero estos chicos no dan respiro e inmediatamente nos enseñan «Leviathan«, con un inicio muy militar, poco a poco nos acerca de nuevo a sonidos que caminan entre el metal y el thrash, para llevarnos a «Queens of nowhere«, más alternativo, como si mezclaras en una batidora el thrash más contundente de finales de los noventa con SYSTEM OF A DOWN.

Pero aquí no queda todo lo que esta banda puede dar de si. El cuarteto final de cierre del disco es demoledor.  «Gamma rays«, que se inicia con una suave guitarra y con Héctor cantando con la voz completamente limpia, para ir rompiendo el tema en el transcurso de la evolución del tema. Un tema muy en la onda de SKID ROW. «Rock & Pain«, un temazo que se puede clasificar como rocanrol potente, sucio, a medio camino entre el groove, el thrash, el metal… Etiquetad vosotros. A mí me encanta, tenga la etiqueta que tenga.

Nos queda «Rebellion«, otro tema difícil de clasificar con unas guitarras speedicas inmensas que sigue manteniendo el buen nivel del disco a tan escaso tiempo de su final. Y cierra «Gasoline«, una auténtica macarrada musical, dura y sucia.

Puede decir sin equivocarme, que estamos ante una banda inmensa, que me ha sorprendido como no lo hacía una banda desde hace mucho tiempo, con un disco de debut digno de estar en boca de todo el mundo y que si cuentan con el apoyo y la suerte necesarios, tienen todas las papeletas para alzarse con un puesto en el pódium del metal patrio y europeo.

firmachris

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS