AEPHANEMER (FRA) – Memento mori, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter BandCamp

aephanemer01Desde mi butaca me encuentro al fin escribiendo sobre uno de los discos de este año que más impacientemente he esperado, uno de los que más ilusión me ha despertado y es que el proyecto de Martin Hamiche ya me enamoró en 2014 con el EP instrumental Know thyself, en el que era el propio Martin el único miembro al frente de todos los instrumentos.

Sigo de manera regular a AEPHANEMER desde entonces y al enterarme de que preparaba nuevo álbum, no he dejado que se me escapase ninguna noticia al respecto. Me sorprendió y alegró a partes iguales que pasara de ser un ‘one man band’ a ser una formación completa, ya que así tendré la oportunidad (o eso espero) de verlos algún día en directo.

Este primer LP, titulado Memento mori, ha sido editado bajo la marca de Primeval Records y vamos a pasar a comentar primeramente, qué opino sobre el sonido.
A pesar de que es bueno, a veces da la sensación de estar algo descompensado, sobre todo en la relación guitarras – teclados/samplers, comiéndose unos a otros ligeramente en según qué tema.
No lo voy a marcar como un punto negativo, ya que soy bastante pijotero con la producción de los discos, simplemente es una anotación personal.

Musicalmente, ¿qué puedo decir? La habilidad de Martin Hamiche para crear melodías es digna de un arquitecto de música; maneja las escalas a su antojo, llevando al oyente por ellas como si de una montaña rusa (aunque no de manera tan vertiginosa) se tratase. Ya puso el listón muy alto con Know thyself, y en este disco se ha puesto a la altura. Melodías repletas de gancho y frescura de las que, cuando te quieres dar cuenta, llevas sonriendo durante un rato como un adolescente enamorado. Sin duda, son las líneas de seis cuerdas el punto fuerte del disco, ya que las guitarras rítmicas también son elaboradas, no limitándose únicamente a marcar los acordes, confeccionando sólidas estructuras para que la solista dance por encima con total libertad.

A sabiendas de que no lo hacen porque así lo quieren, echo en falta alguna parte más cañera de batería (que las hay) y quizá algún trocito más rápido, pero entiendo que es el tipo de melodeath que buscan, sólo que imaginadas en mi cabeza quedaban bestial y hubiera estado bien ese puntito más de tralla.

He querido dejar para el final el tema de las voces, pero no por tener menos relevancia, más bien por todo lo contrario. Creo que el mayor reto al que se enfrentaba este proyecto era la inclusión de líneas vocales, ya que el EP anterior era puramente instrumental y la verdad es que temía un poco este cambio por si se perdía aquella esencia poderosa y casi mística que emanaba la obra de 2014 con cada nota, y aunque no ha sido así, y aunque las melodías siguen transmitiendo una barbaridad, me da la impresión de que han perdido protagonismo. Pero antes de que penséis, «normal, si antes sólo eran cuerdas y percusión, y ahora hay también voces…», quiero aclarar que sí, quitando esa obviedad, me refiero a que ya no sé si es por el sonido y esas pequeñas descompensaciones, las guitarras que lanzan las melodías no suenan con tanta majestuosidad a pesar de la calidad inmensa de las composiciones. Recalco: no es culpa de que ahora hayan voces; de hecho, aportan su granito de arena para completar la nueva etapa en la que se encuentra AEPHANEMER, aunque considero que es un apartado a perfeccionar, dado que las métricas, por ejemplo se me antojan algo monótonas.

Aún con todo y con eso, no son cosas que emborronen el buen hacer de los de Toulouse, y desde mi butaca de humilde crítico os insto a que le deis una oportunidad a Memento mori. Death melódico de calidad que te atrapará entre sus melodías.

firmajabo

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS