ADE (ITA) – Carthago delenda est, 2016

Enlaces: Facebook Youtube BandCamp

ade00A la fecha de publicación de esta crítica es muy posible que muchos lectores hayan advertido ya el gran recibimiento que ha encontrado este tercer album de los italianos ADE. Las respuestas no se han hecho esperar tras las buenas sensaciones que dejó ya en 2013 su segunda obra, Spartacus, al menos para quienes tuvieran la suerte de toparse con ello en su momento. El resto habrán sido víctimas de un nuevo caso, como tantos otros, de un gran disco que por el motivo que sea pasa desapercibido ante los medios, incluído el nuestro.

ADE es un grupo italiano de death metal descubierto por Xtreem Music que inició su actividad discográfica en 2009 con un debut titulado Prooemivm Sangvine. Cuatro años después apareció el citado Spartacus, mostrando una mejoría significativa y llamando la atención de muchos oyentes que quedaron a la expectativa ante la salida de esta tercera obra. Así pues, Carthago delenda est marca un importante punto de inflexión: son ya tres trabajos en larga duración a espaldas de la banda, con cambios en la formación y con una evolución estilística razonable. Pues bien, digámoslo desde el principio, Carthago delenda est es uno de los discos de death metal que más me han gustado de todos los que he escuchado últimamente. Es el claro fruto de todo ese proceso de madurez, y el resultado es impecable.

Pero vayamos por orden. ADE es una de esas bandas a caballo entre el death metal técnico y el brutal death con raíces que se remontan hasta MORBID ANGEL, que incorpora a su sonido elementos sinfónicos y ambientales en consonancia con su concepto temático. Este concepto está centrado en la historia antigua, concretamente en Roma, como es evidente. Si su anterior obra tomaba su nombre del famoso gladiador y revolucionario tracio, este nuevo disco se ha concebido en torno a las guerras púnicas.

Por lo descrito resultará fácil para el lector establecer paralelismos con otras bandas de death metal con sonoridades tradicionales y temática histórica, y probablemente no iría desencaminado. ADE practica un death metal que recuerda poderosamente a grupos como NILE o BEHEMOTH, aunque algo menos precisos y más agresivos que los americanos y a su vez más técnicos y menos salvajes que los polacos. ADE comparte con ambos grupos el gusto por lo épico y grandioso. También hay cierto parecido con otras bandas italianas como FLESHGOD APOCALYPSE en el uso de elementos sinfónicos, aunque mucho más comedido, o los también geniales HOUR OF PENANCE. Carthago delenda est se muestra como un álbum que asimila estos elementos de un modo más natural que Spartacus, al tiempo que los luce gracias a una producción mucho más pulida.

¿Por qué resulta tan efectiva la propuesta de ADE pese a basarse en cosas que ya conocemos? Seguramente por ser una propuesta honesta cuyos artífices no han querido llevar demasiado lejos ni disfrazar de lo que no es, pero que pese a todo ha sido trabajada con mimo. En primer lugar, se trata de una música extraordinariamente intensa y pesada, con cambios continuos que sin embargo resultan fáciles de seguir gracias a estructuras sencillas y a riffs muy pegadizos. Los arreglos folklóricos orientales y las variaciones melódicas, imprescindibles en los grupos de temática histórica para dar a la música ese característico sonido exótico, se muestran naturales y exentos de pretenciosidad. Los detalles más técnicos brillan por localizarse en momentos concretos, huyendo del abuso y la redundancia, y la sensación de grandeza y majestuosidad ayuda al oyente a verse inmerso en las hazañas bélicas que nos narra el vocalista.

El vocalista, por cierto, es una nueva incorporación. Se trata de Diego Laino, de SYMBOLIC, que en ADE se hace llamar Traianvs y ofrece un estilo más grave que el del anterior cantante que en mi opinión resulta muy adecuado. También es nuevo el batería Commodvs, quien sale sorprendentemente airoso de la difícil tarea de llenar el hueco dejado por nada menos que George Kollias, que es quien grabó la batería en el anterior disco. Permanecen como miembros fijos el guitarrista Fabio y el bajista Caligvla como guías del proyecto y responsables de un espectacular trabajo rítmico.

Temas como la homónima “Carthago delenda est” que abre el disco, “Across the wolf’s blood” o la más pausada y probablemente mi favorita “With tooth and nail” muestran una dedicación indiscutible y unos procedimientos muy inteligentes. Se aprecia cierta irregularidad perdonable a partir de la mitad, aunque “Sowing salt” supone un más que digno colofón. Esta irregularidad se debe principalmente a la pérdida de atención del oyente cuando los temas se vuelven muy largos y erráticos, pero es una limitación en realidad muy común en el género.

Como decía al principio, Carthago delenda est se ha convertido en uno de mis discos de death metal favoritos de los últimos tiempos, y creo que cualquiera que disfrute con este tipo de música sabrá apreciarlo. ADE es un grupo que cuenta con una identidad fuerte y con cualidades de sobra para convertirse en uno de los referentes de este tipo de death metal para el futuro, de modo que animo a los lectores a que no pierdan la ocasión de acercarse al trabajo de una banda que quizá se acabe convirtiendo en clásica. Imprescindible.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS