ADAMANTIA – Una nueva odisea, 2017

Enlaces: Facebook

Pasamos a comentar el debut de ADAMANTIA, nueva propuesta de metal melódico desde Madrid. Se trata de un grupo de power metal que cuenta con artistas experimentados y que presenta en Una nueva odisea un primer disco trabajado y cuidado, tanto en términos musicales como en lo referente a su promoción, por lo que está claro que es una apuesta fuerte.

Si nos ponemos estrictos no podemos decir que se trate de un nuevo comienzo para este estilo en el panorama español, porque en realidad nunca terminó. Siempre ha estado ahí aunque evidentemente haya gozado de mejores momentos en cuanto a popularidad y difusión. A estas alturas se puede afirmar que existe cierta tradición en este género en el panorama nacional, y ADAMANTIA recogen el testigo sin tapujos: power/speed metal enérgico con mucha melodía, voces agudas, batería metiendo doble bombo a toda velocidad, etc.

No sé qué pensaréis quienes me estáis leyendo, pero yo personalmente cuando me pongo a escuchar power metal busco fundamentalmente dos cosas: velocidad y buenas melodías. Un buen disco de este género tiene que subir la adrenalina cuando lo estás oyendo, y dejarte algo en la cabeza cuando has terminado. En Una nueva odisea encontraremos ambas cosas de sobra. Ya desde el primer corte (sin contar la intro) “Desde el Infierno” comprobaremos que todos los ingredientes están ahí: riffs rápidos con gran protagonismo de las guitarras al estilo de clásicos como GAMMA RAY y abundantes melodías a base de orquestación que recuerdan más a la escuela italiana dan forma a un tema que se convierte en una muy efectiva carta de presentación.

El resto del disco contiene bastante variedad dinámica, con especial abundancia de temas rápidos, como tiene que ser. Aparte de la citada “Desde el Infierno” me parece especialmente interesante “El sordo de Bonn“, un homenaje a Beethoven que incluye guiños a algunas de sus composiciones más famosas. También me ha gustado bastante “Interestelar“, seguramente inspirada en la película de Christopher Nolan. Los temas más lentos me han gustado menos. Creo que el grupo se maneja mucho mejor en los tempos frenéticos, aunque evidentemente se agradece que haya variedad.

A nivel individual los intérpretes hacen gala del nivel técnico que se presupone en un estilo como este. La gran estrella es sin duda Fran Soler, que además de ofrecer un trabajo impecable a la guitarra se encarga de los abundantes arreglos orquestales, casi toda la composición y, por si fuera poco, la producción, mezcla y masterización. Un detalle del que tengo que quejarme en este apartado es la irregularidad en los volúmenes: en algunos temas hay sucesiones de solos de guitarra y lo que parece ser un teclado, al estilo de STRATOVARIUS. Mola bastante, pero el teclado se oye muy poco. Tengo que decir que la versión digital del disco que nos ha llegado no tiene por qué ser la que se lance finalmente al público, por lo que puede que lo que acabo de decir sea irrelevante.

También quiero mencionar al vocalista Manuel Soler, porque otra de las cosas que considero imprescindibles en este estilo es un buen cantante. Manuel lo es, sin duda, pero aún tiene cierto margen de mejora en lo referente a su trabajo en este disco. En ocasiones parece que las líneas que canta no le permiten lucirse del todo: muchos estribillos pierden efectividad por ser demasiado largos o tener demasiada letra, mientras que los versos que llenan los temas tienen a veces demasiadas sílabas largas en las que se abusa del vibrato, llegando a parecerse demasiado a algunos cantantes muy conocidos del heavy metal español que a mí personalmente no me gustan mucho (no voy a dar nombres). Esto hace que la interpretación vocal sea técnicamente muy buena pero que quizá le falte algo de personalidad.

Más allá de eso el disco está bastante bien, y esto lo dice alguien que hace quince años se tragaba todo lo que salía del rollo heavy/power/sinfónico/etc. He oído muchas copias de copias y en este caso puedo decir que, pese a no inventar nada nuevo, ADAMANTIA es un buen grupo con ideas maduras, imaginación y potencial para desarrollar su propio carácter. Para mí eso es suficiente para recomendar Una nueva odisea a cualquier incondicional de estos sonidos.

Comparte:

COMENTARIOS