ACxDC (USA) – Satan is King, 2020

Enlaces:

Comenzaré este escrito con algo extramusical, porque creo que cobra suficiente importancia como para condicionar este Satan is King. ANTICHRIST DEMONCORE o ACxDC son ya unos veteranos de la escena norteamericana e internacional de powerviolence, con un buen baúl de EPs y splits con otros compañeros del underground, pocos álbumes completos (este es su segundo, de hecho), un sonido crudo y unas letras que oscilan entre el humor y la reivindicación política. Y, cómo no, desde 2005 les ha dado tiempo ha conseguir seguidores y detractores a partes iguales por las más variadas razones. Precisamente estos últimos tendrán más razones para odiarlos tras su fichaje por Prosthetic Records, porque la banda de Los Ángeles ha pasado a ligas mayores, y de manera merecida. 

A diferencia de su primo-hermano el grindcore, las bandas de powerviolence no lo han tenido tan sencillo para sacar la cabeza más allá de su círculo próximo, y ACxDC han aprovechado una ocasión de las que pocas veces aparecen. Porque su fichaje se ha notado, con una producción muy clara y por supuesto más profesional de lo que ellos podrían haber logrado tanto de manera independiente como en sellos más humildes. No obstante, esto no es la misma mierda pero en HD, porque ellos también se han ocupado de poner nuevas ideas sobre la mesa. 

Estas nuevas ideas han implicado un pequeño sacrificio: un disco menos puro, con más influencias del grindcore, del hardcore y del death metal y ya no tanto un ejemplo evidente de cómo hacer powerviolence. Vale que en lanzamientos anteriores ya estaban ahí, pero es que estas ahora te dan en la cara. Esto quizás les valga más de una comparación con NAILS (y no sólo por compartir productor), el grupo que ha monopolizado en la última década el grind/hardcore, y acusaciones de haber perdido «autenticidad», pero es el precio de la fama. 

Aun con todo, que nadie se alarme, siguen las voces extremadamente chillonas acompañadas de una base rapidísima, como mandan los cánones, continúan los interludios más lentos y cercanos al beatdown, pero ese sonido atronador hace que el contraste sea más acusado, y, si encima de todo sumamos un registro mucho más death metal, ahí encontramos la muerte de la inocencia. Pero en retrospectiva, canciones como «Turncoat» son la evolución lógica de los ACxDC más lentos. 

Pero hay un detalle que delata que ANTICHRIST DEMONCORE van a por metas mucho más grandes. Introducen diversos ganchos en determinadas ocasiones: en «Ashes to ashes» la base rítmica progresivamente nos va preparando para una explosión que llega tras un escaso momento de silencio, y a partir de ahí todo arranca de nuevo, pero resaltando la voz de Amalfitano, que no tiene que «pelearse» con el blast beat de turno para destacar. Así es como se construye un tema pegadizo y tus letras incendiarias se impregnan en la otra persona. Sus compañeros pueden pasar a un segundo plano para que el mensaje duela más. 

Precisamente, aunque muchos destaquen los mensajes de la banda contra la autoridad, el racismo… más impactantes son cuando deciden apuntar el dedo acusador hacia el espejo, como en «Maggot museum«. Ahí el golpe se multiplica por tres y una obra desagradable y pesimista cierra como debería ser, de un modo abrupto y cortante, sin esperanzas para el mundo ni nosotros mismos.  

Causen urticaria o admiración, por calidad e inteligencia musical ACxDC deben de estar como punta de lanza del género, y este Satan is King ya hace más de la mitad del trabajo.

Comparte: