ABORTOS DE SATÁN – Pura mugre, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube

abortosdesatan16Cuando los castellonenses de ABORTOS DE SATÁN lanzaron en 2014 Con el fracaso tan asumido, se metieron en el problema común de aquellos que hacen su trabajo bien: el superarse. La banda no estaba sumida en ese largo proceso que es la búsqueda de sonido propio, ellos ya lo encontraron y lo bautizaron como groove metal urbano, algo que parecía destinado a ser un estilo encorsetado y que podía condenarles a autorepetirse incesantemente. El objetivo era evolucionar sin distanciarse demasiado de aquella etiqueta en la que no tenían (ni tienen) competencia. Había que dar un paso adelante no demasiado grande, pero sí lo suficiente como para no supusiese un paso en horizontal.

Pura mugre, con sus más y sus menos, consigue ser ligeramente distinto, aunque las primeras impresiones no nos lo indiquen. Esa diferencia se ha logrado añadiendo pequeños detalles, nuevas influencias, de modo sutil, con cuidado de no desmoronar los cimientos principales. Algo así como el juego de mesa llamado La Torreen la que cuanto más alto consigues llevar la estructura, más difícil es mantener el equilibrio. Por ello, los cimientos sigue inamovibles: El groove metal (y el thrash en menos medida) y la voz ronca de Pepelu, son las que siguen mandando en la equación, las canciones siguen siendo, en su mayoría, directas y fuertes, aunque haya momentos más relajados, como “Sublimación“, que supone la canción más suave, o la parte final de “Efecto lázaro”, que, por cierto, a nivel lírico resulta el corte más emotivo de todos.

Mientras que, otros cortes volverán a convertirse en pequeños himnos para sus seguidores, como “Mordaza” o el tema que da nombre al opus, en canciones como “Desconectado” o “400%”, se nota más la influencia del metalcore moderno (pero en la variante bestia, a lo HEAVEN SHALL BURN). Es un pequeño giro de tuerca que muestra que ABORTOS DE SATÁN se han recrudecido, y si alguien no lo cree, no hay más que echar una oída general para darse cuenta de que la producción es más sucia que en Con el fracaso tan asumido.

Sin embargo, mención aparte merece la canción de cierre, “Estratosfera”, una instrumental de nueve minutos con un deje de SLAYER en los riffs y los solos más que evidente. Y no, no hablamos de los SLAYER a toda hostia, hablamos de los que se ponían lentos y tenebrosos, y te sacaban piezas oscuras como “Spill the blood”. Es posiblemente la mejor prueba de que los de Castellón han escogido el camino correcto, una experimentación relativa, pues el dar volantazos de un carril a otro, sin saber cómo va a salir la cosa, puede derivar en la creación de una bazofia. Para un futuro deberían apuntarse que los temas largos se les dan bastante bien, por ahí tienen un buen campo de experimentos…

El pero, precisamente se lo achaco a la producción, que, aunque me guste ese cambio a tonalidades más duras, he notado que la batería es menos nítida y el sonido en general, no es tan cristalino. En ese sentido, Con el fracaso más asumido gana, pues con esa sonoridad más clara era más fácil impactar al oyente, lo cual es una lástima, porque en términos de composición creo que Pura mugre está un pasito por delante, gracias a la mayor variedad de recursos, que hacen incluso hasta homogéneo a su predecesor.

Irónicamente, aunque el sonido es más férreo, las letras se meten más en terrenos personales, como el sexo o la nostalgia, dejando menos espacio a la política, a la religión o las drogas (que tener, siguen teniendo su buena parcela, faltaría más). Algo que no es ni bueno ni malo, pero lo pongo sobre la mesa como muestra de la evolución seguida.

Cierto es que Pura mugre no parece en su primera toma de contacto mejor que Con el fracaso tan asumido, hasta que le damos más tiempo y vemos que dentro de esa etiqueta de groove metal urbano, es posible evolucionar y dar muestras de que todavía se pueden retorcer las cosas un poco más. Realmente meritorio. Lástima que estos chicos no tengan más proyección en España.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS