ABORTED (BEL) – Retrogore, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook Twitter

aborted03Nuevo disco de ABORTED, continuando una tradición iniciada allá por 2012 con Global flatline de lanzar nuevo material año sí, año no, supongo que, además de por cuestiones creativas, de marketing, de mantenerse relevantes en un mercado sumamente competitivo. Nadie puede negar que los belgas son una de las bandas punteras del metal extremo actual. Gusten más o menos, su relevancia es innegable. También, como es tradición, el álbum llegó precedido de su correspondiente EP de adelanto, con un tema que formará parte del disco y los otros destinados a ser caras b exclusivas de dicho lanzamiento. Movimientos comerciales previsibles, pero seguros, para que nos hagamos una idea de lo que nos espera, aunque la verdad es que de unos años a esta parte la imprevisibilidad no es el fuerte de los belgas, para bien o para mal.

Por ello, y para que la máquina no se oxide, son necesarias unas pequeñas revisiones o actualizaciones del sonido general de la agrupación que llevan elaborando en esta última época (sí, aunque no lo parezca, han hecho death metal de maneras sumamente distintas a lo largo de su carrera). Se ha ha hablado mucho de que este disco es más oscuro y es cierto, pero hablamos de ABORTED y no de ENCOFFINATION. Así que más bien son pinceladas de oscuridad, pero no es algo nuevo en el seno de la banda, pero sí la manera de aplicarla. En los discos anteriores siempre había uno o dos temas lentos bastante tenebrosos en comparación con lo que suele tocar el grupo. Véase «Expurgation Euphoria», «Underneath Rorulent Soil», «Endstille «Cenobites», temas ciertamente sublimes. Sin embargo aquí es como si la oscuridad de dichos cortes se hubiese cogido y se hubiese diseminado por toda la obra. Así que, aquí un corte no concentra toda la paleta de negros, sino que los negros se encuentran difuminados a través sus casi cuarenta minutos de trabajo.

Continuando con tradiciones, los vocalistas invitados no podían faltar, y se unen a la fiesta como si fueran uno más, cantando determinados versos de manera casi disimulada… aunque para gente como Travis Ryan es imposible no pasar desapercibido, con su peculiar tono en «Divine Impediment», posiblemente uno de los temas más politizados de la carrera del grupo (y es que, cuando pegan unos bombazos en tu país vecino, es difícil que esa rabia no salpique alguno de tus temas).

Si hago tanto hincapié en la oscuridad de las canciones es precisamente porque es el factor diferenciador en el que se basa este retrogore, para no convertirse en unos AC/DC del death metal. Precisamente The Necrotic Manifesto pecó de querer ser una segunda parte de Global flatline, aunque tuviese grandes cortes como «The extirpation agenda»«Cenobites». Pero la base sigue igual, los cambios de los que hablo, no entran a la primera, tal vez a la segunda o la tercera ocasión (que no quita para que sea un disco accesible), y es perfectamente comprensible que Retrogore sea percibido como «lo mismo de siempre».

Por ello, hay que saber ver este álbum como más que un simple homenaje al cine de terror ochentero. Primero porque es algo que siempre ha estado en la música de los belgas, aunque en esta portada nos den a entender que esto va a ser la fiesta de la sangre barata y los científicos locos. Haberlos haylos, pero no representan la totalidad de la obra.

Algo que, no se si es positivo o negativo, pero, no siento que sea un álbum donde haya dos o tres temas más llamativos que el resto. Uno puede tener sus favoritos, desde luego, y de hecho creo que la parte final del disco es donde se reúnen los mejores cortes, tales como «From beyond (the grave)», «In avernus» o «Coven of ignorance», pero no tienen tanto gancho como en su día «Coffin upon coffin» o «Coronary reconstruction».

El tiempo juzgará si este pequeño paso evolutivo es para bien o mal, aunque desde la perspectiva de la inmediatez de un servidor, os digo que no es su mejor disco (ni el peor), ese honor recae en otros. Pero se agradecen, y mucho, estos minúsculos giros de timón. Algo difícil de alcanzar, teniendo en cuenta la de ojos que hay puestos sobre los belgas y buena parte de ellos les piden una línea muy continuísta, (algo bastante respetable, todo sea dicho). Pero para los que creemos en que los belgas pueden ir más allá, es un punto a favor.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS