A FOREST OF STARS (GBR) – Beware the sword you cannot see, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook BandCamp

aforestofstars00Un disco más que nos llega desde el sello alemán Lupus Lounge y esto ya es la gota que colma el vaso. ¿Este sello sólo tiene cremita o qué? Después de los últimos trabajos de HELRUNAR y NEGURA BUNGET, nos llega este trallazo lleno de matices, recursos de todo tipo tanto vocales como instrumentales, un sonido misterioso… pero antes de adentrarnos en el análisis, os lo presento.

Beware the sword you cannot see, es la nueva joyita de los ingleses A FOREST OF STARS. Para quien no los conozca, se formaron en 2007 y han editado cuatro largas duraciones hasta la fecha, entre los que se incluyen este sobre el que hoy escribo.

Bastante atinados a la hora de clasificar su música como “psychedelic black metal”, y es que esta banda no teme a la hora de experimentar con toda clase de sonidos poco habituales en el metal y va un paso más allá. Buena prueba de ello es la manera en la que inician este viaje que es Beware the sword you cannot see.

“Drawing down the rain”, que así se titula el primer corte, comienza con espíritu ambiental para pronto dejar paso a un sonido más propio del stoner (cuyas pinceladas no serán las únicas del disco) y poco después abrir los espectros del sonido con un exquisito violín (recordándome en sonido a los excelentes violines del Tortura insomniae de los suecos EBONY TEARS). Realmente si son capaces de todo esto en menos de dos minutos de disco, sabes que nada que venga después va a ser malo, y efectivamente. Un hipnotizante riff de guitarra se apodera del protagonismo, acompañado de blast beats y unas voces con mucha personalidad. La variedad de ritmos que son capaces de incluir, hacen que temas como este, de nueve minutos y medio de duración, no se hagan para nada pesados. Añadir que este fue el tema escogido para el videoclip promocional de este trabajo. Este es, sin duda alguna, uno de los cortes que más me han gustado de este trabajo.

En “Hive mindless”, entran a degüello con un black metal con toques folk que me recuerda curiosamente y por momentos a sus compañeros de sello NEGURA BUNGET. Pero poco dura este pasaje blackie; dejan paso de nuevo a la originalidad perpetrada por unos bellos y estrafalarios sonidos de teclado. Muy buen tema este también.
Me gusta mucho el sonido que han escogido tener en este disco. Como ya os contaba en la introducción, me suena místico, misterioso; con una especie de velo de oscuridad que, sinceramente, no sé cómo lo han conseguido. No soy ducho en técnicas de sonido, ni de masterización, ni de mezcla, pero esta gente ha conseguido hacer comunión con sus productores y con la gente que les haya grabado el disco. Es sin duda, uno de los factores de que lo experimental de su música empaste tan bien con lo tradicional.

Reinan muchos medios tiempos también, como en “Virtus sola invicta”, donde nos deleitan con un pasaje de flauta muy tranquilo y agradable. Muy acertado.

Durante este tema, percibo por primera vez un poco de ese “cric” que se suele escuchar cuando disfrutas de la música en vinilo, cosa que también me gusta mucho.

Tras la anteriormente mencionada, llega otro de mis cortes favoritos del disco: “Proboscis master versus the powdered seraphs”. La transición de este tema es simplemente perfecta. De principio a fin. Aunque, como único punto negativo he de añadir que las voces narradas llegan a saturarme un poco, dado que (bajo mi punto de vista) abusan un poco de ellas. El efecto teatral que, supongo que querrán otorgarle a la obra con el uso de estas voces está bien conseguido, pero como os digo, llega a cansar. Pero quitado de esto, este tema es precioso. Voces femeninas, ritmos lentos, medios tiempos, violines y un pasaje acústico maravilloso hacia mitad de la canción, hacen de este, un tema que no puedo sacar de mi cabeza. Tan sólo de pensar en él, describiéndolo aquí, se me ponen los pelos de punta. Tras este pasaje, vuelven los sonidos estridentes de guitarras con distorsión, vuelven los violines y los ritmos un poco más acelerados de batería. En definitiva, un señor temazo.

A modo de interludio y también de introducción al tema “Pawn on the universal chessboard” dividido en seis partes, suena “Part I – Mindslide”, seguida de “Part II – Have you got a light, boy?”, que es quizá una de las canciones que más espaciales suenan del disco. El partido que han sacado estos chicos a los teclados es realmente asombroso. Sonidos que llegan a sonar analógicos en ocasiones, sonidos más clásicos, experimentales…sin duda, uno de los recursos estrella del disco.

Tras “Part III – Perdurabo” y “Part IV – An automaton adrift”, llega como no podía ser de otra forma “Part V – Lowly worm”, otro de los cortes que más me ha gustado del disco. Aunque he de decir que el cómo han combinado estas partes para formar “Pawn on the universal chessboard” me parece una sobrada. Ni te das cuenta de los cambios de pista; sólo te das cuenta de la de cambios que realiza la música para ir transformando tu mente como si de una droga alucinógena se tratara.

Para los que todavía no sepáis si escuchar este disco o no después de haberlo leído, imaginaros un buen viaje de psicotrópicos estimulantes psicodélicos, pero aderezado con mucha y buena música extrema con infinidad de influencias folklóricas y un sonido hipnotizante. Sin duda, uno de los discos más originales y completos de este 2015.

 2firmajabo

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS