A CONSTANT STORM (PRT) – Lava empire, 2020

Enlaces:

Siempre pensaré lo bonito que es cuando un proyecto unipersonal plasma con certeza las ideas y sentimientos que ese músico o música tenga en la mente, más aún si cabe si además de ideas y sentimientos aúna con criterio y acierto todas sus influencias. Así ha pasado con este relativamente joven proyecto conformado por el portugués Daniel Laureano (ex-MOONSHADE), quien se encarga de absolutamente todo en A CONSTANT STORM.

Lava empire supone su segundo LP, editado y lanzado al mercado de forma independiente y que ofrece cuarenta y dos minutazos de metal extremo con muchos matices e influencias pero que, como os adelantaba en el párrafo anterior e incluso con esa cantidad de alusiones, suena homogéneo, compacto y ordenado. Así pues, Lava empire supone mi primera toma de contacto con A CONSTANT STORM y desde el primer minuto me ha llamado la atención, pasando de esto a engancharme profundamente conforme avanzaban los diez cortes que forman esta obra.

Para empezar, no he encontrado ningún tipo de resbalón en la ejecución de ninguno de los instrumentos, así como de la voz (que, recordemos, es un instrumento más), así que primer puntazo a favor de Daniel, pues muchos músicos que dicen ser multiinstrumentistas luego resultan ser músicos que no tocan del todo bien ninguno de los instrumentos que aseguran dominar. Dicho esto, musicalmente, es un disco perfecto, tanto en la ya mencionada ejecución como en composiciones, estructuras y en el uso de los recursos de todos los estilos que mezcla este soberbio proyecto.

Siempre dentro de un contexto que tiende a lo melódico, A CONSTANT STORM es capaz de sonar a black, a death, a gótico, a rock e incluso en alguna ocasión resultar progresivo, sin que resulte un batiburrillo insípido. Además, no es que cada tema del disco sea de un palo diferente. Sí, puede que algunas canciones suenen más blackies, otras tiren un poco más al death y así, pero por regla general el compendio de estilos es palpable en todos los temas. Por un lado, y como es lógico, se nota que Daniel viene de estar unos años con MOONSHADE, pues se perciben muchos destellos de ese magnífico death melódico que llevan practicando los lusos desde hace diez años. Melodías llenas de gancho, de sentimiento y que fluyen con facilidad por encima de la base rítmica. En muchas ocasiones, dado que la velocidad no es uno de los puntos fuertes en A CONSTANT STORM, sumado a los elementos orquestales (representados principalmente por teclados) y a la manera en la que se emplea la base rítmica en guitarras, esas melodías adquieren instantáneamente ese puntito de metal gótico que empasta a la perfección.

Los teclados, cuya presencia es destacable, tienen parte de culpa de que todos los recursos empleados por las guitarras (ya sean rítmicos o melódicos) entrelacen entre sí con tanta naturalidad, pues además de crear ambiente forman una fina pero consistente tela en la que todos esos recursos se mecen con gracilidad. Además, como decía un poco más arriba, por lo general las baterías tienden a proponer ritmos que no se suben demasiado de revoluciones, resultando más cercanas al rock que al metal. Es por eso que cuando se decide imprimir un poco más de agresividad incluyendo más bombo en los patrones o simplemente subiendo un poco la intensidad general de la percusión contrasta con mucha más efectividad. Me gusta muchísimo que Laureano haya optado por incluir con bastante frecuencia partes de guitarra acústica o clásica, pues la belleza y sentimiento con la que son interpretadas aumentan una barbaridad la calidad de este disco, además de imprimir un poquito más de contraste, si cabe, entre los diferentes estilos reconocibles.

En cuanto a las líneas de voz, es quizá donde más referencias al black podemos encontrar, ya que en el espectro gutural se le da cierta importancia a los harsh vocals y a los guturales agudos, más propios del black metal. Esto no quiere decir que dentro de la instrumental no encontremos referencias, pero yo las he percibido más por esta parte. Me han gustado muchísimo cualquiera de las participaciones vocales: la del propio Daniel Laureano, tanto las guturales como las limpias, son de una ejecución impecable. Las limpias aportan un poco más de elemento gótico, teniendo en cuenta no sólo las del propio Daniel sino también las de Inês Rento, quien aparte de coros aporta líneas tipo soprano de mucha calidad. Colaboración especial la de Ricardo Pereira de MOONSHADE en “Babylonian complex” y “Pinnboard”, aumentando más si cabe la calidad de las líneas vocales.

Sin duda alguna, Lava empire es un disco muy a tener en cuenta, tanto por calidad como por variedad. Si eres incapaz de imaginar un híbrido entre MOONSPELL, AETERNAM y BE’LAKOR, ponte A CONSTANT STORM y seguramente te ayuden a formarte esa idea en la cabeza.

Comparte: