3797 – El principio del fin, 2011

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

Admito que la llegada del disco de 3797, hace unas cuantas semanas, fue una completa sorpresa. Hasta entonces no había tenido ninguna noticia de la banda, a la que no conocía de nada, ni del management. Quizá debería haberlo remitido a la redacción, donde seguramente habría alguien esperándolo, pero no lo hice. La garantía del sello de FRAGMENT RECORDS, distribuidora burgalesa que casi siempre mantiene una notable coherencia en todo lo que publica, era una tentación irresistible para un tipo tan curioso y aficionado a las sorpresas (al menos, a las que tienen forma de disco) como yo.

Anécdotas aparte, El principio del fin es más de lo que parece a simple vista, como demuestran temas tan completos como “Invasor” o “Síndrome de Estocolmo”. Aunque desde luego encontramos esos clásicos momentos de hardcore metalizado que abundan en el nutrido catálogo de FRAGMENT, con estribillos más o menos melódicos, guitarras brillantes y mensajes inconformistas (aunque a veces un tanto insulsos, de predecibles), también introduce interludios y secciones más sugerentes, en la línea del posthardcore minimalista de otras bandas actuales, que son lo más interesante del disco, y los exabruptos de angustia característicos de un estilo tan denostado como el emocore, sobre todo en las voces. Puede que no sean estos los aspectos que más atraigan a los lectores de SUBTERRÁNEO HEAVY, pero nos hablan de una banda inquieta, que de alguna manera trae a la memoria a formaciones (al menos espiritualmente) afines como FUGAZI.

Otro acierto es el de una producción que dosifica sabiamente este derroche de energía en función de lo que requiere cada momento, destacando esas guitarras a las que me he referido anteriormente y unas líneas de bajo tan imaginativas como intensas. En suma, una obra rotunda de una banda prometedora, a la que solo podemos pedirle que ofrezca un discurso más propio en las siguientes entregas. Para mentes abiertas.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS