VAMPIRE (SWE) – With primeval force, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Muchas han sido las obras de black metal sometidas a crítica por un servidor para esta, nuestra amada web, pero hasta la fecha creo que no había tenido el gusto de hacerlo con una de esta índole, así que me encuentro como un niño con juguete nuevo.

Se trata del segundo asalto en forma de LP de los suecos VAMPIRE, formados en 2011 y con una demo, un split, un EP y un single (perteneciente a este With primeval force) sumándose a los dos redondos en larga duración.
Una vez más es Century Media Records quien se encarga de la edición de este auténtico trallazo de thrash/death black metalero enrrabietado. Primigenio en todo su esplendor, tanto que se remonta a cuando las bandas que inspirarían a la “verdadera” primera oleada de black como lo conocemos hoy en día, practicaban más un thrash/death dejado o macarra (o ambas) que un black al uso.

Sea como fuere, el tema es que a estos VAMPIRE seguro que les va todo ese rollo, notándose ya no sólo en las composiciones, sino también en la producción, mimada de tal manera que es a la vez old school y actual, muy equilibrada. Musicalmente hablando, aunque también hay una clara predominación de la vieja escuela, tienen sus aires más modernos, dándole a ese death/thrash macarra con fortísima carga black metalera, un punto de frescor importante.

No sé a ciencia cierta la influencia que habrá podido ejercer en estos suecos la música de bandas como CELTIC FROST (si esta no es acertada, que me arranque las pelotas un cocodrilo) POSSESSED, REPUGNANT, BLOODBATH, AURA NOIR (sobre todo en ese inicio de “He who speaks”) o DESTROYER 666 pero no son las únicas bandas en las que he pensado escuchando este disco, ya que tienen algún ramalazo melódico, como en “Knights of the burning crypt”, con ese tramo final al más puro estilo DISSECTION, por cierto, uno de mis cortes favoritos, un temazo.

Todo me gusta en esta magnum opus: desde ese portadón, pasando instrumentalmente por las líneas de voz que navegan entre los tonos rotos, los medios dejados, los agudos, acompañados muchas veces de cierto tono, dando un ligero toque de musicalidad a las voces extremas; guitarras que como bien sabréis ya, pasan del thrash, al death, de éste al black y viceversa, con una facilidad y homogeneidad brutales, bien reforzadas por ese bajo perfectamente audible, que empasta entre las seis cuerdas y una percusión cojonuda, todo perfecto, variado y bien tocado.

Tanto si eres un nostálgico, como si vives el metal a día de hoy sin revisar las bandas del pasado, estoy seguro que este disco va a dejar una huella importante en tu memoria musical.

 

Comentarios

MAS NOTICIAS

Comentarios