THE SEED – El triunfo de la muerte pt. 3: The agony, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Segundas partes nunca fueron buenas, con que a veces hay terceras que jamás deberían hacerse. No os alarméis, no es el caso de la música (normalmente) y menos aún el caso de los madrileños THE SEED, quienes vuelven de manera incombustible con la tercera parte de la saga de epés El triunfo de la muerte.

Si con la primera entrega de esta trilogía ya se despegaban un poquito de aquel thrash/groove con piceladas más extremas, ahora han conseguido casi darle la vuelta a las proporciones de su fórmula, siendo actualmente el thrash y el death los ingredientes principales (incluso algún destello más propio del hardcore) siendo los recursos groovies casi (haciendo hincapié en el casi) imperceptibles.

Ya con el devastador inicio del primer corte ya basta para darse cuenta de esto. THE SEED ya no deja momentos para la piedad: nos machacan los oídos con graves notas y ritmos de batería dignos de una pelea entre un orangután salido puesto de anfetas y un rebaño de bisontes americanos. ¿Os lo podéis imaginar? Así es exactamente como suenan los trozos más cafres de la música expelida por este power trío of hell.

Ligeramente más oscuro que The plague y dejando clara las inquietudes musicales y vitales de estos individuos, como sigan así acabarán haciendo brutal death metal de este cafre y machacón o black metal hijoputesco, tal es la capacidad para navegar por el metal extremo de estos muchachos. Tanto Koko a las voces con su amplitud (y calidad) de registros, como este mismo a las guitarras, Sergio al bajo y Molano baquetas en mano llevan tiempo demostrando que el metal extremo es lo que les mola, sin importar qué etiqueta lleve.
Hablando de Molano tras los platos, los blast beat que ejecuta en algún trozo son precisos y frenéticos, segurísimo y potente.

Buena nota una vez más para estos muchachos que tantos años llevan peleando en y por el under. Deseando ya un LP con unos pezones como Asia de grandes. “God’s defiance” como indiscutible favorita.

COMENTARIOS