SLAMMIN THRU – Things to come, 2016

Enlaces: Web Oficial Facebook BandCamp

slamminthru01Desde tierras gallegas nos llega una propuesta de metal progresivo muy interesante. Es cierto que todos tenemos el oído hecho a este subgénero que parece que está sufriendo un nuevo resurgir con festivales enfocados a este público como el Be Prog!!, pero en este caso SLAMMIN THRU nos lo plantean de un forma más enriquecedora, al incluir matices que pueden recordar al rock de los años 60, especialmente en el tratamiento de la voz de David Souto.

Este trabajo amplía los temas que la banda presentó con su EP de 2013, siendo mezclado en los Lights Out Studios y masterizado por Clintworks Audio. Por lo tanto, en Things to come podemos ver temas que ya estaban presentes en su anterior EP como “Disguised queen” y “Metallic leaves”. Esto es comprensible, ya que se nota en una primera escucha del disco que cada tema lleva detrás mucho trabajo compositivo, pues se marcan distintos pasajes de muy diferentes texturas que requieren mucho ensayo y pulido para que casen.

Dentro de las líneas generales del sonido de SLAMMIN THRU destaca sobre los demás instrumentos el bajo de Alejandro Gutiérrez, ya que se sale del mero acompañamiento de las guitarras y toma un camino propio. En esa faceta muestra el dominio técnico del instrumento como en “Disguised queen” o en la preciosa “Break”.

La variedad es el común denominador del disco, de tal manera que el final de “Undisclosed” sabe a hard rock clásico. También hay fragmentos que casi podrían ser clasificados de speed metal como en la ya mencionada “Disguised queen” o “Pariah”. Sin perjuicio de ello, en su conjunto podemos hablar de un sonido próximo a DREAM THEATER en discos como Metropolis Pt.II o Images & words, especialmente en los momentos en los que armonizan las guitarras de Óscar Dafonte y Alberto Gato. Como contrapunto, los temas destacan más en las partes rítmicas, perdiendo algo de fuerza al llegar a crear un estribillo que destaque por encima del resto del tema. El único caso en el que el estribillo sí tiene mayor peso es el de “Seeing eye”.

Haciendo mención a las guitarras, las mismas no se centran en demasía en los solos, sino más bien en las riffs, y cuando lo hacen no caen en el error de saturar al oyente con millones de notas por segundo, sino que tienden a la expresividad, lo cual es de agradecer. También hay momentos para el lujo técnico, como ocurre en el solo de “Seeing eye”.

Pasando a hablar sobre la producción del disco, el resultado obtenido es correcto, si bien se peca un poco de saturación en las guitarras y en el reverb de la voz, aun cuando el efecto ayuda a alcanzar el estilo del rock más clásico.

SLAMMIN THRU han dejado el listón bien alto con este Things to come, si bien se percibe que los cimientos en los que se sustentan son contundentes y sólidos desde el punto de vista técnico y compositivo. Han creado unas grandes expectativas, por lo que habrá que estar atentos a su andadura.

firmadavid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS