MYRAH (SWE) – Until the end of time, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook Twitter

myrah02MYRAH es un proyecto sueco que existe desde hace diez años, y en este tiempo han ido editando material con una regularidad aceptable. Incluyendo el reciente Until the end of time son ya tres los lanzamientos en larga duración que cuentan en su haber, además de otros tantos en formato EP. Debido a su fichaje con Art Gates Records este último album ha atraído la atención de algunos medios españoles, dado que por lo visto hasta el momento sus anteriores trabajos no habían tenido demasiada difusión.

Nos encontramos ante una banda de metal gótico típico de las tierras escandinavas. Las comparaciones surgen de forma natural, y una escucha de Until the end of time puede traer a la cabeza nombres como el de los desaparecidos SENTENCED en su vertiente más apacible, THE 69 EYES en su gusto por composiciones simples y pegadizas (aunque a mí personalmente me gustan más MYRAH) e incluso nuestros vecinos portugueses MOONSPELL en sus momentos más oscuros. Hay que decir que hace ya bastante tiempo que pasó el apogeo de este estilo, cuya actividad en la actualidad es mucho más reducida de lo que fue hace algunos años, por lo que creo que la propuesta de MYRAH es algo puramente vocacional.

Todos los principios básicos que hicieron famoso al género en esta vertiente están presentes en Until the end of time. El disco presenta unos temas basados en progresiones típicas de rock/metal sencillo y ligero, aderezado con las clásicas líneas melódicas agudas en contrapunto con la base rítmica, arreglos neoclásicos moderados pero efectivos con sintetizadores y cuerdas y un juego de voces que en lugar de tomar un protagonismo puramente narrativo actúa como elemento integral de la ambientación.

La voz de Patrik Essman es, de hecho, uno de los puntos fuertes del disco. Se mueve entre registros melódicos clásicos y otros más rasgados, y aunque encuentro estos últimos un tanto planos y limitados, cuando el tipo canta de verdad es capaz de hacerlo bastante bien. Tiene un estilo oscuro y muy grave pero a la vez dulce y bastante expresivo. En algunos temas se combina con una vocalista adicional, Kerstin Östgren, aportando variedad sin que el contraste se haga demasiado marcado.

En cuanto a la instrumentación, las melodías se convierten sin duda en el foco de atención. Las composiciones de MYRAH son sencillas y sobrias, con progresiones armónicas simples que dejan que las líneas melódicas fluyan con libertad. Las guitarras se complementan sin problemas con los teclados y los arreglos de cuerda llevando todo el peso de las composiciones sobre una base rítmica más lineal. En este sentido, los temas de Until the end of time son ligeros y fáciles de escuchar. Sorprende el uso de algunas escalas o modos que podríamos catalogar como alegres o reconfortantes, aunque dejando siempre un paradójico y muy efectivo poso de melancolía.

El nivel de las composiciones, no obstante, es un tanto irregular, y esto hace que el disco pueda llegar a hacerse monótono por momentos. Algunos de mis temas favoritos son “I lied“, la instrumental “Vandring i ensamheten” y la más encendida “A shadow screams my name“, pero algunas canciones se parecen demasiado entre sí. Este problema es típico del género, como lo es de cualquier estilo que tenga un lenguaje tan definido. Si no se cuida se corre el riesgo de que el oyente pierda el interés.

Por este motivo, además de por tratarse evidentemente de una banda “de género”, recomiento Until the end of time únicamente a fanáticos del gótico o bien a personas que no hayan escuchado demasiado de este estilo. Quienes se encuentren en un término medio pueden impacientarse ante una banda como MYRAH. Su material es decididamente aprovechable, especialmente como alternativa a nombres más conocidos del género, pero hay que saber encontrar las circunstancias adecuadas para apreciarlo.

firmaantonioandrades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS