MOOR – Short trip to the sun, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Moor - short trip to the sunHay veces que aquello de artista integral cobra un significado pleno. Es el caso de MOOR o lo que es lo mismo de Guillermo Carmona. Esta banda conformada solo por él se lanza como un compendio de música extrema, a lo que yo añadiría de todo tipo: death, doom, rock progresivo, psicodelia, sludge, stoner… de todo hay en Short trip to the sun. Uno tiene la sensación de que FRANK ZAPPA hubiese tenido un hijo no reconocido al que le hubiese dado por toda la música que se ha hecho desde que murió el gran maestro hasta nuestros días y hubiese querido ser tan freak como él en los mejores tiempos de MOTHERS OF INVENTION.

Cuatro composiciones que recorren poco más de un cuarto de hora de música instrumental, vocal, teatral, circense… uno no sabe muy bien lo que está sonando. Parece que Mick Jagger estuviese en el micrófono, de repente un gruñido del averno, unas guitarras con wah-wah que me hacen pensar en los tiempos de la psicodelia española a lo SMASH, GUALBERTO, MÁQUINA! o PAN Y REGALIZ, pasado por el minimalismo del señor Sisa en MÚSICA DISPERSA, y hasta un tema instrumental en modo folk sesentero y con pajaritos de fondo como si fuera un interludio de TRIANA… un batiburrillo de estilos en pocas palabras.

Eso sí, el título del EP me parece acertadísimo. Este trabajo es un viaje al Sol, que por eso supongo acaba de una forma tan luminosa en el propio tema título y empieza pétreo e iracundo en “Stone road” con ropajes stoner con algún que otro gruñido death. Entre medias vagamos por ondas siderales que parecen generadas después de estar bajos efectos psicotrópicos. El propio Guillermo describe el trabajo en su bandcamp de esta manera, contando la historia de un joven corredor que quiere alcanzar el Sol y huir de sus demonios internos, esas voces que de vez en cuando acechan desde lo más profundo del inframundo.

La idea es buena, el bagaje musical de Guillermo, insólito y el trabajo que hay detrás de Short trip to the sun y sus cuatro composiciones es largo y elaborado, sobre todo compositivamente hablando (otra cosa que el propio Guillermo cuenta, quedándose hasta las tantas de la madrugada componiendo música). Eso sí, yo le pongo un pero importante, aunque creo que él mismo cuenta con ello: el sonido. Todo está grabado de forma casera y ante tanta variedad de fuentes, estilos y sonidos, el resultado chirría bastante. Especialmente es el caso de las muchas voces de “Like flames to the forest”.

Me ha pasado con MOOR lo que en su momento, hace 14 años, con el Tarantos de USER NE. La mezcla progresiva, extrema y flamenca me parecía tremendamente original, pero el sonido hacía que cada vez que me enfrentaba al trabajo me costase mucho encajar los muchos elementos no acústicos, los extremos… por la diferencia intrínseca de tanta fuente musical. Es el caso de MOOR en este Short trip to the sun. Lo cual no quita insisto que toparse con gente tan intrépida y con tantísima música en su interior no sea un motivo de alegría.

Short trip to the sun es un viaje piscotrópico al Sol, pero que es realmente el viaje de cualquier persona a través de su propia vida, desde que empieza a dar los primeros pasos hasta que alcanza sus metas soñadas. La banda sonora que MOOR ha reflejado es una de tantas vidas fuera de lo normal que por eso mismo pasan desapercibidas.

 

Comentarios

MAS NOTICIAS

Comentarios