LOS INOXIDABLEX: LEVANTE CONNECTION, ElBoX, 2016

Enlaces: Facebook Otro enlace

Hace algún tiempo nos llegó un intrigante trabajo del misterioso autor conocido como ElBoX. Se trata de un par de números de lo que se describe como “un cómic subversivo” que proclama orgullosamente haber sido “editado destrangis en horario laboral“. Semejante presentación da una idea clara de lo que vamos a encontrar en estos dos ejemplares, que cubren el arco argumental llamado Levante connection.

En ellos conocemos a los protagonistas de la historia: Indio, Jintxo, Parkes y Makario. Ellos son Los Inoxidablex, cuatro amigos del Madrid de los noventa que se van de viaje de placer a Alicante. Durante sus vacaciones se meterán accidentalmente en problemas y acabarán envueltos en una trama que implica a la mafia y a la autoridad religiosa.

El resultado es una auténtica locura, una historia repleta de humor irreverente, ofensivo y malsano, rayando en ocasiones en el mal gusto. El mundo que se presenta en las páginas de LOS INOXIDABLEX puede ser descrito como hiperrealidad… pero se trata de una realidad muy metalera, una en la que las leyes de la lógica desaparecen y son sustituídas por clichés como el sexo, las drogas y el rock and roll. Así pues, está evidentemente dirigido a un público adulto… y, además, uno que sepa distinguir la sátira de la ofensa directa.

En este sentido, el cómic es una buena muestra de (y creedme cuando digo que detesto esta expresión) humor políticamente incorrecto. Todos los elementos más reconocibles y estereotípicos que aparecen en la historia son sistemáticamente ridiculizados sin casarse con nadie. Esto es lo que hace que la obra sea tan divertida, además de la propia historia. Es curioso, pero a pesar de todo el humor absurdo (que a mí me encanta) la trama realmente consigue despertar el interés, sobre todo cuando vemos a los protagonistas buscarse problemas debido a sus propios actos, a duras penas heroicos en algunos casos y decididamente estúpidos en la mayoría.

Pasando al aspecto visual del cómic, el estilo de dibujo es muy típico del cómic humorístico, deformado y exagerado. Lo mejor es el cuidado que pone ElBoX en los detalles, sobre todo porque no se centra tanto en la espectacularidad como en montar imágenes expresivas. Me gustan especialmente las viñetas en las que se muestran los lugares y los fondos, mucho mejor hechos de lo que cabría esperar. El aspecto negativo en este sentido es la irregularidad en el grueso del trazo o en el uso de sombras, que seguramente se debe a los recursos limitados con que se ha producido.

La verdad es que me ha hecho ilusión leer LOS INOXIDABLEX. Pese a tratarse de lo que podríamos calificar como una ida de pinza en toda regla, es evidente que se trata de una obra en la que el autor ha puesto cariño. Es una locura, sí, pero una locura de las que resultan cuando el artista trabaja sin pretensiones más allá de expresar sus ideas. Por los aspectos que he comentado queda claro que no es una obra para todo tipo de público, pero a mí personalmente me parece estupendo que aparezcan trabajos como éste. No me importaría lo más mínimo que en el futuro aparezcan más aventuras de estos cuatro salvajes.

COMENTARIOS