Los grandes desapercibidos

Enlaces: MySpace Facebook

Si hay dos cosas que me gustan más en esta vida que comer, son escribir y la música. Como siempre digo, si encima se trata de escribir sobre música, el placer y satisfacción son mucho mayores. Pues bien, repasando discos que han marcado mi vida en algún momento para confeccionar una de las innumerables listas de reproducción, se me ocurrió hacer una orientada a esos álbumes que han aparecido en tu vida no te acuerdas ni cómo, pero que no parecen haber tenido toda la repercusión que merecían y merecen.

Es por eso que me he decidido con este texto en el que os comento qué cinco discos han pasado por mi vida de manera triunfal y que no parece haber sido así para un gran número de consumidores de metal extremo, o al menos, esa sensación me ha dado durante todos estos años y leyendo sobre cada uno de ellos poco antes de decidirme a redactar este artículo.

 

EBONY TEARS (SWE) – A handful of nothing, 1999

Comenzamos con los suecos EBONY TEARS, quienes editaron una demo y tres largas duraciones para disolverse después. Una lástima, a pesar de que el último de sus trabajos se despegase extrañamente de lo que hizo que me enamorase de la formación de Estocolmo. En esta ocasión y aunque su primer trabajo, Tortura insomniae, me parece también una maravilla, es A handful of nothing su segundo disco (editado por Black Sun Records) el que debe ser incluido en este listado.

Repleto de trallazos de puro death/thrash melódico, no tiene nada que envidiarle a bandas de la época como AT THE GATES, THE HAUNTED o IN FLAMES. De hecho, este disco se come, bajo mi humilde criterio, a algunos discos de las bandas pioneras del sonido Gotemburgo, siendo más agresivo, con ciertos aires hardcore, melodías y riffs ultra pegadizos, variedad de ritmos y rapidez, además de unas líneas vocales que a pesar de que se mueve entre distintos matices de registros agudos y medios, son letalmente interpretadas por Johnny Wranning, quien así lo hiciera también en Ur nattvindar, la demo del 97 de MANEGARM.

Tras Evil as hell, en el que oscurecieron (y encrudecieron) un poco más su sonido, que sonaba en esencia como EBONY TEARS, pero mucho más monótono, la banda se disolvió y así pasaría tiempo después con su proyecto paralelo DOG FACED GODS.

 

 

ABYSSOS (SWE) – Fhinsthanian nightbreed, 1999

“De suecos va la cosa”, pensaréis algunos; casi, pero no. Casualidades de esta perra vida que los dos primeros redondos que comentamos sean de bandas suecas (y del 99) pero más adelante comprobaréis que no todo se mueve en Suecia.

Uno de esos discos de culto (o que debería considerarse como tal) de la escuela sueca de black/death melódico, junto con (joder, obviamente) los dos primeros trabajos de DISSECTION, el Far away from the sun de SACRAMENTUM (aunque de estos también entra alguno más) o el Welcome to my last chapter de VINTERLAND, por nombrar algunos. ABYSSOS tiene en su currículum una de las obras que más me recuerda al maestro Nödtveidt, sonando incluso algunos riffs casi idénticos a los creados por el difunto músico; buena prueba de esto la podemos encontrar hacia el final de “Masquerade in the flames (another black friday)”, tema con el que abren este opus.

Fhinsthanian nightbreed no sólo tiene aires vampirescos en su portada, ya que con los teclados y algunas voces femeninas, así como con las letras, suenan a una exquisita mezcla de DISSECTION con la mejor época de los ingleses CRADLE OF FILTH y esto hace que tenga su puntito distinto con respecto a otras bandas de la época, siempre guardando esas similitudes de la escuela sueca.

 

 

 

DETONATION (NLD) – An epic defiance, 2002

Bajamos un poco en el mapa europeo, concretamente hasta Utrecht, en Países Bajos, para hablar sobre uno de los LP más rápidos e incisivos dentro del death/thrash de corte melódico. An epic defiance, primer larga duración de los holandeses DETONATION tras dos demos y un EP (y a los que se sumarían más tarde otros tres actos) es una maldita y devastadora bomba en la que la melodía, la técnica y la rapidez se reparten las proporciones de los ingredientes. Nada más empezar a sonar ya te das cuenta con el tema que da título al disco, que representa muy bien los tres cuartos de hora que dura este disco.

Parte de esa velocidad cobra todavía más sentido cuando batería y guitarras juegan a hacer black metal, con esos riffs rasgados característicos, como por ejemplo en “The prophecy unfolds” (uno de mis temas favoritos y casualmente el que sigue a “An epic defiance”) siempre adornado por esas melodías tan magníficas que tan sólo en este trabajo se pueden encontrar.

Todavía en activo, no editan desde 2013 y estoy deseoso de que saquen nuevo material para ver si retoman un poco el camino que marcó este disco y que debería haber marcado su carrera.

 

 

 

ARCHEON (POL) – End of the weakness, 2005

Mediados de los dos mil. Los polacos ARCHEON, formados en 2001 y que en 2007 pasarían a llamarse MADE OF HATE, editan su único LP, ¡y qué LP! Plantando cara de manera golriosa a bandas finesas de la talla de KALMAH, MORS PRINCIPIUM EST, NORTHER o IMPERANON, a pesar de no ser de la Tierra de los mil lagos, ARCHEON emana evidencias de que la influencia de esta escuela fue fuerte en ellos.

Dobles bombos rápidos, guitarras virtuosas, teclados vertiginosos y voces agudas llevan la batuta de esta oda a la melodía, con toques neoclásicos (con soberbia versión metalizada de “Hungarian dance nº5” de Johannes Brahms incluida) y con ciertos aires de oscuridad.

Una pena que, aunque MADE OF HATE siguiera sonando melódico, no siguieran su camino como ARCHEON y desplegando ese death metal melódico virtuoso de los 90, al igual que los anteriormente mencionados IMPERANON, lo hubieran petado tanto o más que NORTHER (aunque acabasen también por disolverse) o MORS PRINCIPIUM EST, como comentaba un poco más arriba.

 

 

 

URKRAFT (DNK) – The inhuman aberration, 2006

Otra de las infinitas joyas editadas por el sello inglés Earache Records es The inhuman aberration, de los daneses URKRAFT. Criticados por algunos por “copiar” a AT THE GATES, lo cierto es que los de Copenague seguro mamarían de la música de sus vecinos suecos, pero ha habido casos más clamorosos de supuestos plagios a lo largo de la historia del metal y nadie ha abierto la boca.

Y realmente, ¿cuál es la línea que separa el plagio de la influencia? El caso es que, aunque seguramente los que hayan seguido a URKRAFT piensen que este no se trata de su mejor disco, para mí el descubrirlos con temazos como “Too strong for the strongest lord” , “The only Gods” o la propia “The inhuman aberration” me partió el cuello y fue una grata sorpresa.

Su death melódico con fuerte carga thrashera suena aplastante, contundente y poderoso, en la línea de su primer LP (que escuché varios años después) pero con una producción más cuidada. A diferencia de con los que serán eternamente comparados, URKRAFT juega con las voces, siendo algunas de estas muy brutas y así lo hace también con las atmósferas creadas por esos teclados, que le dan un toque tenebroso cojonudo en algunas partes. Nada comparable a la presunta oscuridad que pudiera presentar AT THE GATES en sus primeros años, más presente por producción que por composición.

Sin duda para mí, uno de los merecedores de un puesto entre estos primeros cinco “olvidados” que, como a lo mejor algunos habréis observado, están enfocados hacia terrenos melódicos dentro del death o el black.
Puede que en posibles futuras partes de este artículo sigamos por esos derroteros…o no.

 

 

 

COMENTARIOS