LOOKING FOR AN ANSWER + RAGEOUS INTENT – Madrid – 02/06/2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Había muchas ganas de volver a ver a los madrileños LOOKING FOR AN ANSWER en la capital. Para mi gusto es una de las bandas señeras en cuanto a trabajos en estudio y sobre todo directos y aún no había tenido la oportunidad de verles con Santi de NASHGUL desde que entrara a tiempo completo tras la salida de Iñaki como vocalista, así que las ganas por mi parte eran dobles. Además vienen presentando Dios carne, uno de los discos del año en mi opinión cuya crítica podéis leer en Subterráneo igual que una entrevista desgranándolo a Ramón, su bajista. La sala elegida fue la Starving del Barrio del Pilar y no era de extrañar que colgaran el cartel de no hay billetes (aunque el aforo es reducido, de unas 100 personas) encima con la buena causa de destinar la recaudación a Santuario Wings of Heart y El Valle Encantado, contribuyendo así a hacer el mundo para los animales un poco mejor.

RAGEOUS INTENT

Los escogidos para abrir la velada fueron RAGEOUS INTENT, la otra banda en la que milita Gerardo de DISTURBANCE PROJECT. Aquí con un toque más grind y algo de powerviolence, una mezcla entre PHOBIA e INFEST para mi gusto que también es francamente interesante. Ellos no venían presentando nada nuevo, salvo una cinta en la que recopilan todos los singles y EP’s compartidos que tienen en su haber, que son unos cuantos desde 2012 que llevan en activo. Eso sí, iban a tocar muchos temas nuevos según me confesaron y efectivamente si echabas un ojo al setlist sólo aparecían por ahí temas ya grabados como “Encerrado”, “Condenado” y cómo no “Todo se va a acabar”, el resto era todo nuevo y no tenía ni título. Ellos lo distinguían con palabras “representativas” de cada corte (“Sludge doom”, “Doom chiki”, “Ultra blast”, “Redobles”, “Punk”, “Gore”, “Infest”…) era una risa ver el setlist escrito la verdad.

Precisamente empezaron puntuales a las 22:00 con “Todo se va a acabar” de su split con GREED. Y aunque la sala Starving en ese momento no tenía aforo completo, RAGEOUS INTENT no paró y fueron a toda pastilla desde el principio sin dar tregua ni descanso más que para que Kristo, su vocalista, que no paró quieto ni un momento dijera algo. Tan acelerados iban que en uno de los cortes nuevos hicieron una salida en falso y tuvieron que repetir, cosa que no es de extrañar dada la velocidad de los temas y la propia velocidad del grupo en enlazar cortes. El público reaccionaba muy bien y algún que otro pogo se empezaba a formar, incitado por el propio Kristo que nos picaba diciendo que esperaba que con LOOKING la gente no estuviese así. De hecho él mismo se bajó al foso y empezó a poguear como uno más en la parte final de la descarga.

El sonido fue notable y tanto a Kristo como al resto se les distinguía sin problemas, y eso que la hiperactividad de Kristo (que llegó a aplastarse una lata de cerveza contra la cabeza cuando acabó de dar cuenta de ella), no le debía ayudar para que su voz gutural unas veces y agresiva otras, se captase al 100%. Ya al final concentraron otros dos temas ya grabados y terminaron con dos versiones, una de EXCRUCIATING TERROR, banda a la que también le deben parte de su sonido y otra de CAPITALIST CASUALTIES. Finalizaron así media hora de concierto sin parar ni un momento y dejando un muy buen sabor de boca entre los asistentes, aunque ellos mismos y en especial su batería Paul tuviesen que relajarse muscularmente ante la intensidad de lo ofrecido.

LOOKING FOR AN ANSWER

Desde que se abrieron las puertas de la sala Starving  se podía ver a los miembros de LOOKING FOR AN ANSWER de un lado a otro. El más tranquilo era Santi, el último en llegar al grupo desde Ferrol, pero era Ramón el que estaba más hiperactivo y no paraba ni un minuto. Cuando llegó el momento de cambiar el escenario ya todos se pusieron las pilas al máximo, especialmente Moya, su batería que tuvo que cambiar la configuración del kit que utilizó RAGEOUS INTENT. Entre pruebas y afinaciones varias, el cambio de escena se alargó unos 20 minutos, hasta que ya todos salieron a las tablas y Félix con su pañuelo atado en plan samurai y Makoko empezaron los adictivos riffs de “Deflagración”, escuchándose todo a un volumen alto pero bien ecualizado, incluyendo el saturado bajo de Ramón. El cabeceo de todos con este tema que abre Dios carne se extendió por toda la sala que a estas horas, las 22:55, ya estaba que no cabía un alfiler. Cuando ya atacaron los riffs y ritmos más grind del corte y la continuación con “La carne del leviatán”, empezaron también los pogos.

Aunque el sonido era bueno, el propio Santi solicitó un poco de volumen para el monitor de Moya y algún ajuste más. La voz de Santi estaba quizás un poco baja, pero en general se escuchaba todo francamente bien, aunque eso sí, el mini solo de guitarra de Makoko en el siguiente corte nuevo “Sol negro” se distinguió poco. Este arranque de concierto era puramente dedicado a Dios carne, pero en realidad si revisamos el setlist, se hicieron el nuevo disco entero, con algunos cortes imprescindibles del pasado. No es para menos porque Dios carne está entre lo mejor de la discografía de LOOKING FOR AN ANSWER para mi gusto.

El siguiente bloque ya miraría hacia atrás para mayor disfrute de la gente que se movió más aún que hasta ahora. Llegaba el turno de “La matanza” de su grandísimo Extinción, que Santi presentó como un tema de destrucción, y “Tapias de cementerio” y “Revelación” del Eterno treblinka. De vuelta al nuevo trabajo, otras dos nuevas “Utopía de sangre” y “Apoteosis”, siguiendo así con la parte más acelerada y a piñón fijo del concierto, para no parar y seguir con “Redención” e “Invierno eterno”. El público estaba tan eufórico que a uno de los asistentes se le escapó una lata vacía de cerveza que impactó en la cabeza de Santi. Afortunadamente sin consecuencias, pero hay que tener cuidado con estas cosas en una sala pequeña como la Starving.

De vuelta al pasado, dos que no pueden faltar. La variada (donde ya aparecen las lentitudes semi doom como parte de la música de LOOKING FOR AN ANSWER) “Kraken” y “Mártir matarife” ambas del EP que sacaran hace 3 años y que fue el estreno discográfico de Santi a las voces. De Dios carne aún faltaban temas por presentar y vinieron ahora los que para mi gusto son de los mejores, la dupla “Rito de autofagia” y “Autofagia” y “Némesis” con mucho cambio rítmico y cabeceo para dar y tomar haciendo que se te peguen sus ritmos y riffs sin querer.

Hasta este momento, individualmente hablando el más concentrado era Félix, mientras Makoko y Ramón no paraban ni un minuto y Santi adoptaba una posición más estática pues el escenario no daba para muchas florituras. Eso sí, Moya estaba exultante, es un batería increíble, y lo terminó por demostrar en el siguiente bloque con “Marcha hacia la extinción” y “Campo de exterminio”. Una lástima que después de la primera no tocaran la propia “Extinción” porque ya habría sido de órdago, aunque sea una dupla similar en concepción y formas a “Rito de autofagia” y “Autofagia”.

Para el final LOOKING FOR AN ANSWER tenía preparado el mismo final que en Dios carne, la lenta y doom “Muerte lenta” que funcionó muy bien en directo y que tocaron seguida y sin descanso con la grind “Liberación” tras la cual se quitaron brevemente sus instrumentos de encima, para volver a atacar un bloque final muy rápido con “Demiurgo”, la que faltaba de Dios carne, la versión de MINOR THREAT “Seeing red” coreada por todos y “Estandarte de huesos” del Eterno treblinka y los cuatro segundos de “Escoria” de Extinción, poniendo así punto y final a 60 minutos de pura orgía grind y decibélica para satisfacción de todos los allí presentes. Hacen falta bandas como LOOKING. Una pasada en directo, en persona, en estudio y en todas las facetas de su vida.

Al día siguiente la presentación continuaría con ambas bandas en Móstoles. A buen seguro que la energía derrochada allí fue igual o mejor porque LOOKING FOR AN ANSWER lo da todo siempre que se sube a un escenario.

Texto 

Fotografía 

COMENTARIOS