BARBARIAN SWORDS + ONIROPHAGUS + TORT – BARCELONA – 16/06/17

Enlaces: Facebook BandCamp

Aquella tarde el calor del exterior prometía hacernos sudar la gota gorda pero, al entrar a la Sala Bóveda de Barcelona, el aire acondicionado nos acogió en su ambiente y nos dispusimos a disfrutar de lo lindo con las tres bandas que iban a subir al escenario en las siguientes horas. Era una gran opción para superar las altas temperaturas de ese fin de semana y una velada de reencuentros se estaba gestando por los músicos que allí se iban a reunir en cualquier rincón de la sala. 

BARBARIAN SWORDS volvían a Barcelona, su ciudad de procedencia y la del resto de bandas del cartel, dentro de su Worms Tour gira que, en sus propias palabras: “ha superado de largo nuestras expectativas, es complicado meter gente con lo que hacemos y nuestro comportamiento, pero hay muchos más enfermos de los que pensábamos. Ahora, hasta otoño, no más bolos, remataremos el Worms Tour 2017 con dos o tres fechas más y ya encerrados con nuevo disco. Lo más diabólico que hayamos eyaculado nunca. Próxima cita confirmada, Reus, en la Sala Toman con MANIAC, KÖRGULL e INSULTERS. Cartelón para malnacidos de verdad”.

Puntuales empezaron TORT con su sludge-thrash-doom. Estos nos atacaron enseguida con riffs lentos, pesados y envolventes. Su puesta en escena sobria y unas pinceladas musicales de funeral fueron creando un ambiente lúgubre y evocador. Estaba siendo una grata sorpresa ver que esta música está viva en tierras catalanas.

Me gustaría poder poner nombre a los temas que fueron tocando pero, esperando hasta el último momento a cerrar esta crónica, no he recibido noticias de ellos y el set-list, por lo que no puedo comentar adecuadamente lo que observé, ya que es difícil conocer el título de cada uno de ellos.

A estas alturas el aforo de la sala estaba siendo de lo más gratificante y correcto, con lo que TORT podían sentirse apoyados totalmente y dejarse llevar por su música. Si tuviera que decir algo del sonido general de la sala podría comentar que el bombo parecía estar bastante perdido, pero no se alargó durante el resto del concierto mejorando bastante y dejando que pudieran crear el ambiente que buscaban con una puesta en escena sobria y sencilla pero que no era necesaria cambiar.

Era el turno de ONIROPHAGUS, presentando nueva formación en la que pudimos ver componentes de otras bandas conocidas de la escena catalana; DESECRATION, DECAPITATED CHRIST, ERED… Echando cuentas se podía comprobar que, encima del escenario, había la friolera de seis sujetos y la curiosidad por ver como resolvían la presencia de tres guitarras y el tiempo que no teníamos noticias de ellos hizo que la sala se empezara a llenar.

Paingrinder su vocalista parece haber mejorado bastante en los tres años que no hemos tenido noticias de ellos. El registro que utiliza ahora está mucho más cercano al doom-death que practican y ha conseguido unos graves más profundos que la última vez que los vimos. Esta vez subían al escenario de la Sala Bóveda para que “la gente sepa que seguimos vivos, con nueva formación y temas. Después, hasta noviembre, nos encerramos a componer el disco”.

“Baikal” primer tema de su disco Prehuman fue el escogido para empezar su actuación. Sonó un poco irregular, tal vez por ser de los antiguos, compuesto con la antigua formación, y la primera vez que subían al escenario todos juntos. El siguiente tema era de nueva cosecha, “Book of the half men”, mucho más pesado y con potentes riffs en los que podían aprovechar el lujo de contar con tres guitarristas en directo. Con pasajes más oníricos a los que les faltaba un poco de práctica y que pueden llegar a sonar bien consiguieron llegar más, buen tema realmente.

Se les veía disfrutar del directo y toda la banda estaba entregada a defender el set-list que tenían preparado para esa tarde. Un buen juego de luces, el técnico se lo “curró” bastante, también hizo su labor para crear un ambiente melancólico, pesado y hacernos disfrutar del doom que practican. En ocasiones tener tres guitarristas, en los momentos más cañeros, parecían formar una pared de sonido que desdibuja la contundencia de la batería y lástima que, en las partes con solos de guitarra, estos no destacaban lo necesario.

Para acabar escogieron, de nuevo, otro tema de temprana composición en la que todos los componentes ya habrían estado implicados y se notaba mucho. “Dystanasia” sonó lento, arrastrado y con un vocalista que dejó sacar su voz más oscura, grave y contundente. La tarde estaba resultando una buena inversión de tiempo para escuchar el doom que se hace en Catalunya, lástima que seamos tan vagos y se hagan pocos bolos para hacer crecer la escena.

SET LIST

– “Baikal”

– “Book of the half men” 

– “Ceremonial swamp”

– “Nocebo”

– “Dystanasia”

Llegaba el turno de los cabezas de cartel y esta vez el cambio de bandas resultó más lento que los dos anteriores pero no pareció ser causado por nada en concreto. BARBARIAN SWORDS se disponían a defender su repertorio y parecía que los tiempos lentos empezaron a desaparecer del escenario y, con su “true-nihilist-black-doom-metal”, llegaron dispuestos a enviarnos a su infierno mental con un vocalista que parecía disfrutar de su histrionismo.

La rabia del principio dejó paso a riffs pesados y lentos que se antojaban más agónicos y dolorosos. “Outcast warlods” sonó arrastrado con unos arreglos muy interesantes y en los que ya se podía disfrutar mucho más del doble bombo, decir que el sonido de la batería pareció mejorar. Esta vez las luces no les acompañaron ni pudieron crear el ambiente pútrido y oscuro que necesitaban pues había demasiada luz para ellos. Son una banda perfecta para tocar en un local más underground, encima del escenario de la Sala Bóveda parecían perder el “nihilismo” que les había visto en otra ocasión.

Sus temas tienen momentos doom muy buenos pero se desdibujan con una voz, a mi parecer, demasiado black y tal vez producía que no engancharan. Habían momentos en que la música y el ambiente creado parecían de necesitar unos guturales graves y profundos que arrastrasen hasta el agujero más profundo y oscuro de la tierra no a quemar iglesias. No puedo negar que Von Päx, su cantante, no estuviera al cien por cien entregado a su función de front-man, pero se llegó a ver demasiada diferencia entre el y el resto de la banda que se les veía más estáticos -salvo uno de sus guitarras- La sensación general que tuve no era una puesta en escena que me dejara ver la “putrefacción” real que pueda haber en el interior de BARBARIAN SWORDS..

SETLIST

– “ I’m your demise”

– “Outcast warlords”

– “Pure demonology”

– “Hunting rats”

– “Putrid whore”

– “The holy church”

– “Christian worns”

– “For my honor”

– “Pentecostal black punishment”

– “Ultrasado bloodbath”

De todas maneras, fue una noche interesante de grandes descubrimientos y me quedo con el buen sabor de boca de TORT y la ilusión de que ONIROPHAGUS continuen en su trabajo. Ver que la Sala Bóveda volvía a tener una afluencia de público más que aceptable da esperanzas a la escena y esta puede despegar lo que tengamos ganas músicos y público.

Texto

Fotos

 

COMENTARIOS