AEGRI SOMNIA – Ad augusta per angusta, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Si en el mismo contexto mezclamos metal extremo y música tradicional oral española, muy probablemente la primera reacción sea de escepticismo, incredulidad o sorpresa. Pero si dejamos atrás, primeras impresiones y tópicos ya trillados, seguramente aparezca  en nosotros ese gusanillo que hace ampliar nuestro horizonte, y según dicen mató al gato, la curiosidad. ¿Cómo es posible que dos mundos tan distantes consigan, ya no solo encontrarse sino fusionarse? Si tomamos como premisa, que toda música se nutre, en parte, de los sustratos de la tierra donde están plantadas sus raíces, tenemos que estos son un nexo de unión perfectamente válidos para dicho encuentro. No obstante, es necesaria la intervención de otros agentes externos para hacer florecer el fruto. Dichos agentes nos son otros que la creatividad, la falta de prejuicios y la valentía. Ad augusta per angusta es fruto de ello, y los responsables son AEGRI SOMNIA. Un proyecto paralelo de sus 2 integrantes, iniciado en 2012 por Lady Carrot, procedente del mundo folk castellano LA BOJIGANGA, y Nightmare, componente de la banda de metal extremo AS LIGHT DIES entre otros.

Ad augusta per angusta  consta de 11 cortes que narran historias antiguas, lejanas y caídas en el olvido. Aunque en el fondo, los temas tratados no distan tanto de la actualidad; pues el engaño, el amor, los malos tratos y los prejuicios siguen aún presentes. Todas las narraciones están construidas en atmósferas oscuras e inquietantes, impregnadas de nostalgia y tristeza. Sin duda, la ambientación de los temas lleva el sello del black metal, gracias  al sonido crudo y distorsionado de la guitarra eléctrica y los arreglos de teclado. Una ambientación en la que según mi parecer, dicho género son maestros.

Las guitarras y los teclados, son los únicos instrumentos contemporáneos que he conseguido distinguir. Para el resto, sobre todo en lo referido a la percusión, han optado por dar protagonismo a otros más tradicionales, propios del folclore; dejando a un lado la clásica batería. Los instrumentos más utilizados han sido la pandereta castellana, la gallega y el pandero cuadrado. Tampoco han dudado en utilizar unas simples cucharas, unas vieiras o un almirez, mortero de cocina metálico, como acompañamientos; tal y como nos explica Lady Carrot en su vídeo Aegri Somnia: Sobre Ad Augusta per Angusta.

Los temas desprenden magia, una magia que siempre me han transmitido las historias antiguas, pese a que en ocasiones narren situaciones tan crueles y miserables, como la violencia machista en “Romance de Santa Elena”. El disco consigue atraparte como si del hechizo de una meiga se tratase, gracias a las melodías de guitarras y a una voz dulce e hipnótica. Basta con escuchar “Seran”, cantada en gallego, para quedar embrujado. El único aspecto que más me ha costado asimilar del disco, es el elevado volumen de las guitarras. Esto hace que en ocasiones la voz y algunos elementos de percusión queden apagados, como por ejemplo en el “Señor Platero” o “Charro del labrador”. Un trabajo, que como ellos definen, es un viaje folclórico por toda la península, desde el sudeste hasta el noroeste, desde un fandango de Huelva hasta una jota. Para ser francos, debido a mi desconocimiento sobre cantos tradicionales, la jota, es el único que he reconocido.

Es de agradecer la valentía de gente como AEGRI SOMNIA para romper con estereotipos musicales, y acercarnos un poco más nuestros orígenes. Unos origines que de otra forma, caerían en el olvido. Según podemos leer en sus entrevistas, parece que aún tienen historias por rescatar y contarnos.

COMENTARIOS