ACRANIUS (DEU) – Reign of terror, 2017

Enlaces: Facebook

Ocho años han pasado desde que esta maquinaria alemana se engrasara por vez primera y ya están aquí con una nueva oda a la bestialidad más pura y atroz. Os hablo de ACRANIUS, quienes haciendo honor a su nombre, vuelven a dejar la parte blanda de nuestra cabeza al aire, destrozando parte de nuestro cráneo de manera totalmente deliberada con este nuevo LP titulado Reign of terror.

Editado por el sello también alemán Rising Nemesis Records, se desmarca junto al Atrocities from beyond de ANALEPSY (editado también por Rising Nemesis) como uno de los lanzamientos del año dentro del género.

Con unas guitarras más graves que el estado de la política en España por bandera, estos chicos revientan nuestro tímpano desde el primer corte, tornando imposible la posibilidad de no mover la cabeza al ritmo de sus pesados ritmos. Ritmos que, por otra parte son variadísimos para una banda de este rollo.
Los que me conocen o me suelen leer saben que el brutal death no es uno de mis fuertes, pero no siempre fue así. Muchas de las bandas que escuchaba en mi época más bruta abusaban del blasting de manera descontrolada, de los machaques ‘slammers’ y ofrecían poca cosa más. Por eso, entre otras cosas que mentaré más adelante, es que me ha gustado tanto este “retorno a lo brutal”: encontrarme con bandas que, además de variar en bases rítmicas, te dan a entender también con las guitarras que les gustan muchas más cosas aparte del brutal death.

Es por esos trozos más cercanos al hardcore, al deathcore o incluso al slamming que podemos disfrutar de un trabajo de brutal death tan versátil y ameno, con trozos de estos que a los chavales de hoy en día les mola bailar como si estuvieran espantando mosquitos con los brazos de manera compulsiva al tiempo que hacen movimientos con las piernas dignos de un jugador de baseball epiléptico. Joder, lo que se ha calificado toda la vida como “bailongo” pero que nadie bailaba de otra manera que no fuese el ‘Valls tóxico”, como bien decían los EXODUS.

Quitando la soplapollez del momento, tenemos ante nosotros un disco demoledor, sin piedad y donde música, voz y letras hacen justicia a la portada, empalando tus tímpanos hasta la locura.

Comentarios

MAS NOTICIAS

Comentarios